El contundente zasca de un comensal a su pareja

El contundente zasca de un comensal a su pareja
First dates

«First Dates», con Carlos Sobera al frente, sigue empeñándose en su tarea de erradicar la soltería en España. Tarea difícil la suya, pero no es esa razón paa claudicar. Por el plató de Cuatro han pasado los personajes más excéntricos que uno pueda imaginarse, y no pocos de ellos se han ido del programa acompañados. Ninguna misión es imposible.

Para romper el hielo llegó José Antonio, un auxiliar de enfermería sevillano de 28 años cuya característica más reseñable es la de ser un fanático de Rocío Jurado: «Todo lo que sea de ella me agrada. Es la persona más grande del mundo entero y no hay un ser como ella. Y digo no lo hay, porque para mi sigue existiendo». Por lo demás, el sevillano aseguró ser «muy detallista, romántico, besucón y mimoso. Además, lo que más me emociona es que mi casa esté limpia y huela bien».

Para cenar con él llegó Iván, otro sevillano, pero este cocinero y de 26 años: «Yo soy muy fiestero: lo que más me gusta es salir, ir al after y volver a casa dos días después». En el santoral de este no tenía espacio Rocío Jurado, sino Isabel Pantoja: «Me la pongo en mi casa con mi compañera de piso para limpiar la casa y me encanta». Cuando Sobera los presentó, ambos se llevaron una gran sorpresa, pues ya se habían conocido en un after en Sevilla. «Nos besamos tres o cuatro veces pero nunca hemos llegado a la cama», reconoció Iván.

Se sentaron a cenar y empezaron a preguntarse sobre sus vidas, pues llevaban ya un tiempo sin verse. Pronto José Antonio le recordó, con cierto tono de cachondeo, que hacía unos años Iván había tonteado con él, algo que este negó en rotundo, dándole un contundente corte a su pareja: «Imposible que yo tontee con una persona que no me gusta». Cambiaron de tema para empezar a hablar de sus aficiones, e Iván le contó su gusto por las aventuras nocturnas. «Eso no me gustado mucho», reconoció José Antonio ante las cámaras, «yo soy más de quedarme en casa».

Iván, poco después, volvió a menospreciar a José Antonio mientras este cantaba una canción de la Jurado. Recordando a su expareja, con la que había estado durante siete años, José Antonio arrancó a cantar: «Se nos rompió el amor de tanto usarlo…». Iván no pudo resistir las carcajadas, y dijo a sus espaldas que «tiene mucha pluma, eso no me gusta nada». Algo más tarde, en el reservado, José Antonio intentó darle a su pareja «un beso húmedo», pero Iván se negó a toda costa. Al final, ninguno de los dos quiso tener una segunda cita y prefirieron quedar como amigos.
Source: El contundente zasca de un comensal a su pareja

Questa voce è stata pubblicata in noticias españa. Contrassegna il permalink.